VI MANIFIESTO DE LA COORDINADORA ESTATAL CONTRA LA INCINERACION DE RESIDUOS EN CEMENTERAS

20150315_104401

MANIFIESTO DE LA COORDINADORA ESTATAL CONTRA LA INCINERACION DE RESIDUOS EN CEMENTERAS

 Continuando la labor de las jornadas precedentes desarrolladas en Ponferrada, Toledo, Montcada i Reixac, Altsasu-Olazti y Morata de Tajuña, el Moviment Contra la Incineració de Residus a Uniland ha organizado los VI Encuentros de la Coordinadora Estatal de Plataformas contrarias a la incineración de residuos en cementeras en Vilafranca del Penedès el 13, 14 y 15 de marzo con la participación de:

 A.VV. Morata de Tajuña (Madrid), A.VV. Perales de Tajuña (Madrid), Plataforma Aire Limpio-Incineradoras NO Madrid, A.VV. Can Sant Joan de Montcada i Reixac y Plataforma antincineración de Montcada i Reixac (Barcelona), A.VV. de Pallejà (Barcelona), Colectivo de Vecinos de San José de St Vicenç dels Horts (Barcelona) y A.VV. Trevol de Sant Vicenç dels Horts (Barcelona), Vallés Net (Barcelona), Sant Feliu Aire Net (Barcelona), Moviment contra la incineració a Uniland de Santa Margarida i els Monjos (Barcelona), APMA de Vilanova i la Geltrú (Barcelona), Bierzo Aire Limpio, GOB (Grup Ornitològic Balear), Plataforma 3 Mugak Batera de Olazti-Alsasua (Nafarroa), Lemoa Garbi (Lemoa, Bizkaia), Asuntze (Plataforma de Arrigorriaga, Bizkaia),  Córdoba Aire Limpio, Toledo Aire Limpio, Plataforma contra la contaminación de Almendralejo (Badajoz), Plataforma Jalon Limpio (Zaragoza), Plataforma Albentosa Natural (Teruel), Plataforma de Alcalá de Guadaira (Sevilla), CONFAVC (Confederación de Asociaciones de Vecinos de Catalunya), AMAS 15M (Madrid), No al crematorio junto a las casas (Morón de la Frontera), Zero Waste Europe, Plataforma antiincineració del congost (La Garriga, Catalunya)  APQUIRA.

Con el apoyo de GAIA (Alianza Global contra la Incineración),  Ecologistas en Acción y Greenpeace, CAPS (Centre d’Anàlisi i Programes Sanitaris), CEPA y Ecologistas de Catalunya.

 Una vez más reiteramos que la incineración es la forma más insostenible y peligrosa que existe para el tratamiento de los residuos, genera emisiones que perjudican gravemente la salud de las personas, animales y plantas, la calidad de la tierra, del aire y del agua. Entre otros, nos basamos en dos estudios científicos de ámbito estatal titulados “La mortalidad por cáncer en municipios y ciudades situadas en las proximidades de incineradoras…” y en el más reciente, del 14 de enero de 2015  “La mortalidad por cáncer en las ciudades en las proximidades de las instalaciones para la producción de cemento, cal, yeso y óxido de magnesio” elaborados por el Área de Epidemiología Ambiental y Cáncer del Instituto de Salud Pública de Carlos III. Estos estudios constatan un riesgo mayor de muerte por cáncer en los municipios en un radio de 5 km de estas empresas y la ampliación de  la afectación a 65 km a la redonda.

 La Agencia Europea de la Energia ha evaluado en el año 2011 los daños en la salud que han producido las cementeras españolas, y aporta cifras en lo referente a la perdida de expectativa de vida, que oscilan entre los 45 millones de euros de Lafarge SA de Villaluenga de La Sagra y 70 millones en la fábrica de cementos de La Robla. Y en el total de las 6 instalaciones de cemento evaluadas, que se encuentran entre las 622 instalaciones europeas que más contaminan, la perdida de esperanza de vida asciende a 319 millones de euros.

 Actualmente, muchas de las cementeras están cerca de zonas altamente pobladas, de centros escolares, hospitales,… Éstas cementeras, además del coque de petróleo, están quemando residuos (lodos de depuradoras, harinas cárnicas, plásticos, CDR (residuos urbanos), neumáticos, productos farmacéuticos, entre otros), añadiendo escorias y cenizas volantes como materias primeras de sustitución en lugar de las rocas carbonatadas. El producto final del cemento contiene residuos de estas quemas y son utilizados en la construcción de nuestras casas, colegios, hospitales, conducciones de agua, etc.

La Oficina de Control y Prevención Integrada de la Polución ha desvelado la generación de las substancias que se producen en las cementeras a través de la incineración, que son substancias muy tóxicas y que no son controladas en las instalaciones, ya que no han estado o no están incluidas en las Autorizaciones Ambientales Integradas. Por eso, exigimos a las autoridades medioambientales:

 la revisión de estas mismas autorizaciones, acompañada de un estudio epidemiológico, con la participación ciudadana. Este es imprescindible con vistas a un conocimiento exacto de los efectos provocados hasta ahora por la propia incineración. Y necesario para una protección más segura de la salud de la población y el medioambiente. Este será el primer paso  en la consecución de residuo cero, que es el objetivo principal de un plan de gestión de residuos saludable y sostenible. Lo que ha de ser condición inexcusable para que no concedamos el voto a partidos que se manifiestan favorables a la incineración.

 La salud no está en venta. ¡Digamos no a la incineración!

20150315_112328

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Incineradora. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s